La libertad solo es el principio. Luego pierdes tu ropa, tu cartera, tu reloj y todo el tesoro de tus bolsillos. Pierdes tu nombre, tu intimidad. Pierdes los días, los cumpleaños, los aniversarios, los bautizos y los entierros. Lo pierdes todo.

Así comienza el spot publicitario del Granada FC. Un spot que mira a los familiares de presos y quiere proteger a los menores del peso social de tener a un próximo entre rejas. Porque el preso pierde la libertad, pero sus hijos no tienen que sufrir también condena, no deben perder su derecho a una infancia, una adolescencia, feliz.

La agencia Sra. Rushmore vuelve a conmover. Esta vez con una causa más noble: “Los hijos del fútbol”, una campaña de Granada Club de Fútbol destinada a apoyar a los menores hijos de presos. Una campaña que centra el objetivo en los derechos de los invisibles sobre los que pesa la condena social por un acto que no han cometido. Una campaña que hace causa de la lucha contra la discriminación que comienza cuando un padre o una madre entra en un centro penitenciario.

Hijos del Fútbol es también el nombre de la asociación que ha creado el Granada CF para integrar a los jóvenes cuyos padres están en prisión. Los fondos se obtienen a partir de pujas por el patrocinio de las camisetas que portan los jugadores durante los partidos. ¿Queréis saber más? Visitad su web: Hijos del fútbol.

Responder
Tu dirección de e-mail no se publicará
  • ( will not be published )