posicionamiento en buscadores

El SEO, siglas (en inglés) de Search Engine Optimization, significa literalmente optimización en motores de búsqueda. Refiere, en general, al posicionamiento en buscadores; pero suele emplearse, en particular, para señalar la posición que ocupa una web / palabra en el listado de resultados de Google.

Circulan en Internet muchos mitos sobre cómo lograr un buen posicionamiento y no son más que fruto del desconocimiento de aficionados disfrazados de gurús que proliferan en el universo 2.0. Veamos algunos mitos que nunca oiremos en un auténtico profesional y conocedor del Social Media, aunque sí en falsos profetas.

1. SEO y SEM son lo mismo

SEO refiere al posicionamiento natural u orgánico, y SEM al posicionamiento de pago. Ambos ocupan espacios diferentes en los buscadores, es más: los espacios en buscadores para SEM están identificados como anuncios.

2. Las campañas de Google Adwords ayudan al SEO

Adwords es una herramienta de Google para crear anuncios y tal es integrada en estrategias de marketing online. Como herramienta SEM, ayuda a posicionar una web entre los resultados patrocinados de los buscadores, pero por sí misma, no contribuye al posicionamiento natural u orgánico (SEO). Adwords puede generar tráfico y dar a conocer una web, pero no hace que una web ocupe mejor posición entre los resultados naturales de búsqueda.

3. El SEO, a diferencia del SEM, es gratuito

Es tanto como decir que un departamento de comunicación, a diferencia de uno de márketing, es gratis. Lograr un buen posicionamiento requiere tiempo, conocimiento técnico, habilidades de redacción y competencias de edición digital. Si no se poseen hay que contratar a profesionales.

 4. El SEO sólo se hace una vez

El posicionamiento de un sitio web es un trabajo constante que debe realizarse no sólo durante la creación de una nueva web sino a lo largo de toda su vida. Los algoritmos que rigen los buscadores cambian constantemente y también los competidores, por lo tanto es necesario estar alerta y en primera línea para que el posicionamiento no decaiga.

5. El Social Media y el SEO no tienen relación

Los medios sociales contribuyen a mejorar el posicionamiento orgánico. En este sentido, cada vez está tomando más fuerza el Social Search Engine, un motor de búsqueda cuyos resultados se extraen de las relaciones entre internautas (redes sociales, foros, votos, comentarios…)

6. El SEO es un trabajo SÓLO de programadores

En el posicionamiento de un sitio influye el código de programación, el diseño de la web y los contenidos que contiene. Cuanto más se aproxime al ideal de web social (web centrada en el usuario, funcional, colaborativa, etc.) mejores resultados se obtendrán; cuanto más atractivos, originales y de calidad sean los contenidos más visibilidad ganará en los buscadores. Es un trabajo multidisciplinar.

 7. El SEO funciona si (y sólo sí) se conquistan las primeras posiciones en buscadores

Obviamente cuanto antes aparezcamos en los resultados de búsqueda mayor será el número de clics obtenidos (CTR, por sus siglas en inglés Click Through Ratio) que es, al final, uno de los principales objetivos del posicionamiento (generar tráfico hacia nuestra web). Pero lo cierto es que los buscadores emplean cada vez más los datos obtenidos de los Social Media y, por lo tanto, ofrecerán resultados personalizados, diferentes para cada usuario. Por otro lado, hay resultados logrados por posicionamiento natural que aparecen enriquecidos, por lo que tienen mayor CTR que otros que ocupen situaciones superiores.

8. Tener muchos enlaces hacia un sitio web mejora el SEO

Que existan muchas páginas que envíen enlaces hacia nuestro sitio no es garantía de posicionamiento en buscadores. Para que sean efectivos los enlaces deben proceder de dominios diferentes y de calidad. Las malas prácticas, como compra masiva de enlaces, pueden ser detectadas con relativa facilidad por buscadores y penalizar el posicionamiento.

9. Existe una fórmula mágica para el SEO

El SEO requiere vigilancia, trabajo, permanente actualización. En el caso concreto del posicionamiento en el líder de los buscadores, Google emplea un algoritmo en el que intervienen unos doscientos factores. Dichos factores no son permanentes ni tienen el mismo peso, evolucionan: para evitar spam y malas prácticas en posicionamiento web, pero también para adecuarse a las preferencias de los usuarios y mejorar la calidad de los resultados, Google investiga y modifica constantemente su algoritmo.

¿Os ha gustado este artículo?

Quizás también os pueda interesar: 10 consejos sobre cómo escribir para SEO

Responder
Tu dirección de e-mail no se publicará
  • ( will not be published )