La comunicación sigue siendo hoy, en la era de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), la gran asignatura pendiente de las empresas. Y, sin embargo, la comunicación es un elemento esencial para alcanzar el éxito en los negocios.

Calidad, dirección y comunicación son los tres vértices de la pirámide del éxito empresarial. La calidad de los productos y/o servicios que ofrecemos es tan importante como la existencia de un buen equipo directivo y de una óptima estrategia de comunicación.

Con frecuencia se ha cometido el grave error reducir la comunicación a una herramienta (más) de apoyo a las ventas (publicidad, marketing). Ciertamente, de poco sirve tener un producto excelente u ofrecer un servicio impecable, si nadie sabe que existe. Pero la comunicación es más que publicidad y marketing.

La comunicación es un elemento intangible y, al mismo tiempo esencial en toda estrategia de negocio: es fundamental en la dirección, primordial en el desarrollo comercial e imprescindible para la cultura de empresa e identidad de marca.

Las TIC han revolucionado los negocios, las empresas y sus modelos de dirección. Las teorías de manual –casi consideradas “biblias”- en las facultades de ciencias de la información ya han sido superadas y las escuelas de negocios han descubierto que el éxito corporativo y liderazgo se mide por valores comunicativos. Los consumidores también han cambiado, los clientes ahora son exigentes y están mejor informados.

comillasApuntes sobre la nueva comunicación externa

Atrás han quedado los tiempos del predominio de los “mass media” donde la información unidireccional venía marcada por los periodistas a quienes había que “ganar para la causa” o corporaciones mediáticas en las que situar estratégicamente (carísima) publicidad de distinta índole. Estar en los medios de comunicación tradicionales ya no basta para “vender”. Con la implantación del Social Media y la universalización de la información han aumentado las fuentes informativas y facilidades para acceder a las mismas.

Toda la información circula libremente en Internet. También circulará información de nuestra empresa, aunque no tengamos portal web ni presencia en redes sociales. Y ¡cuidado! porque lo que no digamos de nuestra marca o empresa, otros lo harán por nosotros. La estrategia del silencio no suele ser un buen aliado de la reputación corporativa. Al contrario, ahora los consumidores valoran la “experiencia de marca” durante todo el proceso de compra (desde la decisión inicial, hasta la atención post-venta) y la satisfacción en este sentido sólo la garantiza el Social Media, la comunicación 2.0.

No exageramos si decimos que la comunicación 2.0 es la herramienta más eficaz de fidelización y una potente llave de acceso a nuevos mercados y consumidores; tampoco si afirmamos que Internet es el mejor escaparate para empresas y marcas.

comillasApuntes sobre el nuevo entorno empresarial y la comunicación interna

Para que un negocio tenga éxito además de vender productos y/o servicios de calidad, debe contar con directivos que conozcan la nueva realidad del trabajo, el nuevo entorno empresarial: las nuevas reglas de juego han cambiado, los valores de los trabajadores y la estructura organizacional también. La jerarquía formal y restringida, deja paso ahora a la comunicación informal y horizontal, rápida y directa. Ahora la persona se sitúa en el centro de un complejo mecanismo donde las funciones directivas están en motivar, capacitar, apoyar a los trabajadores… y, sobre todo ¡comunicar! Los empleados ya no están dispuestos a recibir órdenes permanentemente, quieren que su trabajo sea reconocido, que sus sugerencias y opiniones sean valoradas.

La comunicación interna multidireccional es fundamental para motivar, generar buen ambiente y así obtener lo mejor de cada trabajador. Precisamente de ello deriva un mejor rendimiento, una mayor productividad y una proyección externa de la empresa positiva. Los propios trabajadores comunicarán (publicitarán) la empresa y extenderán el negocio.

comillasEn la comunicación está el éxito de un negocio

En definitiva: la clave del éxito o fracaso empresarial está muy relacionado con el lugar que ocupa la comunicación en la estrategia de negocio. Hemos de situarla en el centro: es la piedra angular de la empresa.


*Nota del editor: el artículo orginal de esta entrada fue publicado por Bárbara Fernández García, Corporate communications & Social Media manager, en la revista especializada Asfalto y pavimentación. Para citar el artículo se debe indicar: FERNÁNDEZ GARCÍA, Bárbara: “La digitalización del sector del asfalto y pavimentación” en “Asfalto y pavimentación” número 11 – volumen III – Primer trimestre – 2014. Págs. 59-60. Leer artículo completo en pdf: DESCARGAR DOCUMENTO. – See more at: http://ideigualdad.es/la-digitalizacion-del-sector-del-asfalto-y-la-pavimentacion/#sthash.6AD0ZJnX.dpuf
*Nota del editor: el artículo orginal de esta entrada fue publicado por Bárbara Fernández García en el libro colaborativo “365 Reflexiones para conseguir un negocio con éxito. Para citar el artículo se debe indicar: FERNÁNDEZ GARCÍA, Bárbara: “Comunicación, clave del éxito en los negocios” en Loro, Raúl (coord.) “365 Reflexiones para conseguir un negocio con éxito“; ediciones 7K, Madrid, 2014;  págs. 165-166.
Créditos: Charles Forerunner; unsplash.com.
Responder
Tu dirección de e-mail no se publicará
  • ( will not be published )