Los ciudadanos marroquíes sólo pueden comprar viviendas en España si cuentan con una autorización previa del Gobierno marroquí. Así lo ha expresado en un comunicado la Oficina de Cambios dependiente del Ministerio de Hacienda alauí, una semana después de que el Ejecutivo español hiciera públicos posibles cambios en la Ley de Extranjería para reducir el stock de viviendas.

El Gobierno español anunció el pasado 20 de noviembre estar estudiando una medida por la que los extranjeros que adquieran una vivienda de más de 160.000 euros obtengan inmediatamente el permiso de residencia.

La respuesta por parte de Marruecos ante el temor de huidas de divisas no se ha hecho esperar. El Gobierno ha querido recordar la necesidad de obtener un permiso del Ministerio de Hacienda para la adquisición de bienes inmuebles en el extranjero, sin el cual la compra constituye un delito punible. También expresó que no podrán beneficiarse de las ventajas en el cambio de divisas aplicado a los marroquíes residentes en el extranjero.

Responder
Tu dirección de e-mail no se publicará
  • ( will not be published )