Al menos 2.000 personas con discapacidad han estado vinculadas a delitos cometidos entre 2008 y 2010. Así lo refleja el ‘Estudio de prevalencia de delitos cometidos a personas con discapacidad’, presentado hoy en las ‘II Jornadas de la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual’ de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y la Fundación Mapfre.

Del total de personas con discapacidad implicadas en infracciones penales, el 60% fueron víctimas de lesiones, amenazas, hurtos, malos tratos y delitos sexuales; el 33% fueron ellas mismas las autoras de las faltas o delitos y un 5% fueron testigos o denunciantes. Respecto al tipo de infracción, el informe, que recoge los datos del Sistema Integrado de Gestión Operativa (SIGO) de la Guardia Civil, apunta que un 30% de estas personas han estado implicados en auxilios, rescates o accidentes intervenidos por la Guardia Civil; un 21% en infracciones penales; un 20% en desapariciones y hallazgos. Todas las demás personas con discapacidad han estado vinculadas a infracciones administrativas o inspecciones.

Es el sistema judicial y policial otro de los ámbitos en los que debieran quedarse aparcados los estereotipos hacia las personas con discapacidad. Ni son niños, ni carecen de sexualidad, ni son inventores de historias. En esta dirección se desarrolló la presentación de la “Guía de intervención policial con víctimas con discapacidad intelectual: las adaptaciones necesarias en la entrevista policial y en las ruedas de reconocimiento con personas con discapacidad intelectual”, que también tuvo lugar en las II Jornadas de la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual.

 

Más información sobre discapacidad en ideigualdad.es

Responder
Tu dirección de e-mail no se publicará
  • ( will not be published )